Posts filed under ‘Mi familia’

Se busca

tio-matias.jpg

Él es mi tío abuelo, Matías Andrade Yáñez; hermano de mi abuela paterna, Soledad. La foto fue tomada en febrero de 1964.

A la edad de 18 años, mi tío Matías se fue de su casa en Cualata, Colima por causa del maltrato de su padre, mi bisabuelo Ismael. Cuenta mi abuela que se fue de arrocero en un barco, y se estableció después en Guaymas, Sonora, donde se casó y tuvo un hijo llamado Francisco.

En 1964 envió desde Guaymas esta foto, y fue la última vez que se comunicó con su familia en Colima. Mi tío tendría ahorita unos 70 años más o menos.

Yo no sabía nada de mi tío hasta hace unos días que mi abuela me pidió que retocara esta foto; siempre me ha gustado indagar en el pasado de mi familia, y me he encontrado cosas que van de lo curioso a lo trágico, pero no sabía que en la familia hubiera parientes desaparecidos.

En fin, estamos en busca de noticias sobre mi tío.

octubre 22, 2007 at 1:41 pm 6 comentarios

Mi abuelo José

Mi abuelo José era carpintero y arreglaba armas. La gente del pueblo lo conocía como “El Pichón”; era amiguero y muy generoso. A mi abue le gustaba ir de caza de vez en cuando; se iba por la noche con su rifle y su bastimento, y regresaba al día siguiente, a veces con venado, a veces con güilota para comer. Cuando era niña muchas veces le pedí que me llevara a cazar con él, pero siempre me contestaba lo mismo: es en el cerro, te puede pasar algo. Hacía lo que hacen los abuelos: cuidar y consentir a los nietos. A donde sí íbamos era a las parcelas a cortar guamúchiles y a recoger cocos de aceite, o a comer sandía a la parcela de alguno de sus amigos hasta quedar con la panza brillosa de tan llena. Conviví con él durante toda mi infancia y parte de mi vida adulta.

Mi abuelito murió de cáncer a sus setentaytantos. Yo andaba muy lejos cuando eso sucedió, pero unos días antes hablamos por teléfono; juntó las pocas fuerzas que le quedaban para decirme que me cuidara, que me quería mucho. Hace casi cinco años de eso, y ahora a veces llego a la casa de mi abuela y todavía me da por querer preguntar dónde anda mi abuelo, o me asomo a la carpintería para verlo acostado en su hamaca de ixtle en la que tanto le gustaba dormir, o pienso que a la hora de comer va a entrar a la cocina con aserrín en los brazos.

Antier me desperté pensando en él. Estaba agradecida. Tuve la oportunidad de conocer a mi abuelo, y de convivir con él lo suficiente para recordarlo toda mi vida.

septiembre 19, 2007 at 4:47 pm 7 comentarios


Calendario

junio 2017
L M X J V S D
« Jul    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Posts by Month

Posts by Category