Posts filed under ‘Discapacidad visual’

Un ciego en la lluvia

Ayer me di cuenta de lo difícil que es para un ciego andar en la calle cuando llueve.

Después de una visita a unos amigos ciegos, le di aventón a uno de ellos al centro. Mientras íbamos en el coche, él me dijo “¿cómo ves Silvia? esta es mi ruta de todos los días”. Le pregunté si se la aventaba caminando, porque en realidad el centro no queda tan lejos de donde él vive., me dijo. ¿Pues sí, verdad? cuando llueve te llevas un paraguas y ya, le dije. Y resultó que lo que era tan lógico para mi, no era tan funcional para él.  Pensé que si acaso el problema sería que en una mano llevaría el bastón y en la otra el paraguas, dejándolo sin opción de percibir objetos con las manos como regularmente lo hacen, pero lo que él me dijo no lo había pensado.

Me dijo que al usar un paraguas, no pueden escuchar de la misma manera los sonidos ambientales que les dan gran parte de las pautas para saber dirigirse solos. Un impermeable podría ser mejor, siempre y cuando no se cubrieran la cabeza con la capucha, porque al cubrirse captarían aún menos los sonidos. Me dijo que otro problema son los chorros de agua que caen de las casas, porque al caer hacen un sonido que al chocar con las paredes se vuelve raro y no permite percibir dónde está cayendo el agua. Dice que ya le ha tocado mojarse en más de un chorro. Cuestión aparte son los charcos y ríos que se forman en las calles. En fin, muchas de las cosas que damos por hechas o tomamos a la ligera pueden ser complicadas para una persona ciega.

junio 25, 2010 at 9:34 am 2 comentarios

Para aprender Braille

Para quienes quieran aprender braille de manera autodidacta, aquí les dejo los enlaces de dos guías de la Comisión Braille Española:

Signografía básica. Esta es para empezar a aprender el alfabeto, números, signos de puntuación, operadores matemáticos, pesos y medidas.

Signografía matemática. Esta guía contiene el Código Matemático Unificado (CMU), que es el utilizado en Latinoamérica y España.

Si sólo quieren saber cómo escribir alguna palabra, es suficiente cualquier tablita del alfabeto braille de las que abundan en Internet, pero para saber escribir correctamente textos completos o auxiliar a algún invidente es necesario saber un poco más; estas guías son muy buen apoyo.

agosto 10, 2009 at 12:18 pm 3 comentarios

¿A poco?

Esta mañana vi en las noticias que en Zacatecas habían empezado a dar clases de braille para ciegos y débiles visuales, y que personas en edad adulta sobre todo, estaban aprendiendo a leer y escribir en braille. La nota me tomó por sorpresa, aunque pensé que podía ser una de esas notas que sólo son nuevas para los noticieros, como cuando se ponen a hablar de “avances” tecnológicos.

En Colima la Organización de Ciegos Colimenses da clases de lecto-escritura de braille a personas con ceguera y debilidad visual, además les enseñan a usar el bastón y a desempeñar actividades de la vida diaria; no sé si sea la única organización que lo haga, pero yo creía que en cada estado habría por lo menos una de ese tipo que diera ese servicio a su comunidad. Me cuestra trabajo creer que en Zacatecas apenas se empieza a dar ese servicio; mejor dicho, no lo creo. Se me hace que la nota está incompleta, o mal hecha.

junio 25, 2009 at 3:56 pm Deja un comentario

Transcripción de libros a braille

La tarea de adaptar libros es más que nada de paciencia, ya que es un trabajo muy minucioso; además, claro, requiere utilizar algunas herramientas de software, y de preferencia, conocer el alfabeto braille.

Digitalización de material impreso
Primeramente se necesita tener el texto en archivo editable; esto se hace capturando el texto, o bien digitalizando los libros con un escáner para posteriormente reconocerlo con cualquier software de OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres). Se puede digitalizar en un escáner básico, siempre y cuando permita una resolución de 200dpi. Generalmente el escáner trae incluido un software para hacer la digitalización de imagen, pero no hace OCR. Alternativamente se puede utilizar el Abbyy Finereader (que no es gratuito), para hacer tanto la digitalización como el reconocimiento de caracteres. Existen otras aplicaciones como OpenBook y Kurzweil, que hacen lo mismo que el Finereader y además son accesibles para invidentes. Una vez reconocido, el texto se graba en un archivo que puede tener extensión txt, doc o rtf.

Hay que tomar en cuenta que los programas de OCR reconocen el texto dependiendo de la calidad de la impresión; mientras más nítida sea, menos errores habrá en el reconocimiento. Una vez que se tenga el texto en un procesador de palabras, hay que revisarlo con respecto al original para asegurar que no haya errores.

Adaptación de texto
Para hacer esta revisión es necesario tomar en cuenta que los lectores no pueden detectar aspectos visuales en el texto; se deben cuidar las referencias a colores o fotografías en el libro impreso. Esto no quiere decir que se tenga que quitar todo lo que haga referencia a aspectos visuales, más bien se debe poner en otras palabras como equivalente a la actividad visual, en la medida de lo posible.

Para hacer la adaptación es también muy útil conocer el alfabeto braille, porque se puede preparar el texto de tal manera que se minimicen los errores al hacer la conversión al braille. Es necesario cuidar aspectos como los siguientes:

Si el texto tiene unidades de medida, como km, cm, mt, éstos deben seguir inmediatamente al número, sin poner espacios. Por ejemplo:  20cm. Esto ayudará a evitar ambigüedades al convertir el texto a braille.

El separador de miles es el punto 3, que equivale al punto simplificado en caracteres comunes, y el indicador de decimales es el punto dos, que equivale a la coma, por lo tanto se debe decidir si en el texto mismo se cambia por ejemplo: 1,000 por 1.000, y 0.5 por 0,5; o si se prefiere corregir en el braille directamente. Cabe aclarar que al momento de escribir notación matemática se entra a un terreno complicado, por la falta de estandarización en los códigos matemáticos en braille que se usan en cada país. En México, por ejemplo, se utilizan tanto el Código Matemático Unificado (CMU) como la Signografía Matemática Nemotécnica (SMN), mientras que en países de habla inglesa existen otros códigos como el Nemeth, cada uno de ellos con diferentes combinaciones de puntos para notación matemática.

Formateo de texto
Es importante dar formato al texto para que al realizar la conversión a braille se tomen en cuenta las características del mismo: alineación, negritas, mayúsculas, etc. Es recomendable hacer el formateo con los estilos del procesador de palabras.

Conversión a braille
Una vez que el texto está listo, es necesario utilizar un software de conversión a caracteres en braille para su impresión. Uno de los más comunes es WinBraille, que se puede descargar gratuitamente de la página de Index Braille; al hacer la conversión, WinBraille permite visualizar el texto de salida en ASCII braille, es decir, no se visualizan los puntos, sino los símbolos que representan lo que se imprimirá en braille. El software más popular a nivel comercial es Duxbury, que permite visualizar el texto de salida en braille y tiene además una línea para visualizar el texto en caracteres comunes. Ambas aplicaciones funcionan de manera similar: permiten abrir un archivo de texto, lo convierten a braille y permiten su impresión.

Revisión de texto en braille
El texto convertido a braille ocupa aproximadamente el doble de espacio que el texto común, por lo que puede requerir espacios extra entre párrafos o entre capítulos. Un párrafo que visualmente es de 15 renglones, en braille puede ocupar más de una página y puede resultar cansado de leer y sobre todo de localizar frases o palabras en el mismo. De la misma manera que a las personas con el sentido de la vista nos ayudan los espacios visuales para una lectura más cómoda, a las personas ciegas también les ayuda un manejo adecuado de los espacios.

Impresión
Existen varios tipos de impresoras braille; entre las más populares están las Basic-D y Everest, de la compañía Index Braille. Una impresora braille es mucho más cara que una común; los precios van de 3,000 dólares en adelante. El papel para impresión braille es también más caro que el común, ya que requiere ser más grueso para que permita la formación de relieve y se conserve mejor.  Dependiendo del tipo de impresora se puede requerir papel continuo o bien hojas sueltas; en este último caso se pueden comprar pliegos de papel ledger y cortarlos a la medida para que resulte más económico.

A grandes rasgos ese es el proceso, pero en la adaptación de material hay muchísimos aspectos a considerar que no se trataron en este documento: adaptación de tablas, gráficas, mapas, descripción de imágenes, ejercicios y operaciones matemáticas, entre otros, que requieren un tratamiento más detallado.

Nota:
En algunos estados de la República, los Centros de Recursos e Información para la Integración Educativa (CRIE), que dependen de la Secretaría de Educación, cuentan con impresoras en braille, y parte de su tarea es la adaptación de material. Si hay un CRIE en su entidad puede acercarse con ellos para pedir apoyo. En el CRIE de Colima además de apoyar en la adaptación de material, permiten la impresión en braille a personas que lo necesitan.

diciembre 1, 2008 at 4:17 pm 8 comentarios

Aprendiendo Braille

Hace poco tiempo comencé un proyecto que más tarde comentaré con más detalle, por el momento basta con decir que voy a necesitar aprender a escribir y leer en el sistema Braille.

Ignacia es mi maestra de Braille, ella es invidente, egresada de la Facultad de Pedagogía. Ayer tuvimos la primera clase, y fue muy emocionante empezar a aprender el alfabeto, especialmente porque todo es nuevo, tanto los instrumentos para escribir como la manera de hacerlo.

Para escribir en braille hay que hacer perforaciones en la hoja para lograr el relieve que se “leerá” con los dedos; hay que perforar de derecha a izquierda para poder leer de izquierda a derecha. La escritura se logra con una regleta y un punzón; los caracteres se ubican en renglones por medio de una regleta, que es un rectángulo con celdas, parecido a un gioser, que se ubica a lo ancho de la hoja; las perforaciones se hacen con el punzón, que es una punta de metal con un pequeño mango de madera.

Ayer aprendimos a utilizar la regleta y el punzón para escribir, el signo generador de donde se forman todas las letras y números, y comenzamos aprendiendo las vocales simples, luego con acentos, luego ambas con mayúsculas. Ya tengo tarea 😀

Uff, esto se ve complicado, pero también muy interesante. Ya veremos cómo nos va.

noviembre 16, 2007 at 12:54 pm 28 comentarios

Tecnologías de información para estudiantes invidentes. Parte 2

Aquí va la segunda parte del artículo, con información sobre la prueba de SIABUC; esta prueba estuvo a cargo de Laura Ibarra, ahora egresada de la Licenciatura en Informática. Como se darán cuenta, esta vez nos dieron poco espacio en el suplemento así que la información es poca.

Por cierto, no garantizo que los PDF de este suplemento puedan ser leídos por el software lector de pantallas porque tienen una estructura muy complicada, pero más adelante voy a subir un PDF más sencillo, con el artículo completo.
Tecnologías de información para estudiantes invidentes en la Universidad de Colima (Parte 2)

octubre 2, 2007 at 6:16 pm 1 comentario

Tecnologías de información para estudiantes invidentes. Parte 1

Desde hace un par de años estoy trabajando en un proyecto relacionado con el uso que hacen de la tecnología los invidentes y débiles visuales, con la finalidad de facilitar su acceso a materiales de estudio principalmente. En la Facultad de Telemática, donde soy maestra, trabajo con estudiantes en proyectos de investigación relacionados con esta área. Empecé trabajando con estudiantes de la licenciatura en Informática: Laura, Gibrán, Karina, Julio y Lobo (a quien algunos llaman Jazer); después con estudiantes de Telemática: José y Gaby, y ahora de nuevo con estudiantes de informática: Edgar y David; todos ellos trabajaron o trabajan con invidentes de la ciudad de Colima. Ha sido una experiencia muy enriquecedora, y me pareció adecuado publicar algunas notas en El Comentario, en el suplemento Interfaces de la Coordinación de Tecnologías de Información de la Universidad de Colima; el asunto es que el suplemento se suspendió y no alcanzó a publicarse el documento completo; sobre todo me interesaba la última parte donde se da el crédito a los estudiantes que trabajaron en los proyectos.

En este espacio voy a presentar el artículo completo; por lo pronto aquí va la primera parte:

Tecnologías de información para estudiantes invidentes en la Universidad de Colima

septiembre 27, 2007 at 11:02 am 2 comentarios


Calendario

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Posts by Month

Posts by Category